Gozos que se cantan en la Villa de Los Fayos a su Patrono 

San Benito.

Volver

 

Con su paternal clemencia

A esta Villa y su distrito

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Nursia en Italia, tu oriente

Fue, con ilustre esplendor

Pues vio en tu hermoso

candor

La virtud resplandeciente

Si por sol del occidente

Grande sois por excelencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Letras divinas y humanas

En la gran Roma aprendiste

Y con ellas recibiste

Las luces más soberanas

Pues con virtudes cristianas

Fuiste asombro de la ciencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Por estar vecino al cielo

Un alto monte buscaste

Y en él una cueva hallaste

Que fue tu gloria en el suelo

De solitarios modelo

Brillaste sin competencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Un monje con ansia pía

Como a un Santo os visitaba

Y puntual os sustentaba

Con el pan de cada día

Así pues os socorría

La divina Providencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Al olor que en sumo grado

Tus virtudes florecían

Los solitarios venían

A tu retiro sagrado

Y os hicieron su prelado

Venciendo tu resistencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Fue tu vida monacal

De la observancia el espejo

Y el ángel del buen consejo

Con acierto celestial

Tu pureza virginal

Manifestó la evidencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Tu regla austera por fuerte

No la pudieron seguir

Porque con ella el vivir

Para ellos era una muerte

Difunto quisieron verte

De un veneno a la violencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

De la Cruz con la señal

Por revelación divina

Te libraste de la ruina

De tu vida natural

Milagro tan especial

Obró en ti la Providencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Con tu vida superior

Según doctores notables

De monjes innumerables

Fuiste abad, padre y rector

Tu regla, vida y fervor

Es luz, guía y evidencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Vuestro poder soberano

Es por la bondad divina

Saludable medicina

Con el agua de tu mano

Todo enfermo queda sano

Como grita la experiencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Es tradición de peritos

Con luces de humana fe

Q'un tiempo esta ermita fue

Monasterio de benitos

Con milagros infinitos

Lo acredita su existencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

El grande san Atilano

El hábito aquí tomó

Y en su tiempo se aumentó

La fe del culto cristiano

Pues os hace el pueblo ufano

Dos fiestas a competencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Libráis a Los Fayos

De fiebres y de tercianas

De dolores y cuartanas

Piedras, centellas y rayos

Jamás padecen desmayos

Teniendo vuestra asistencia

 

Librad, glorioso Benito

De todo mal y dolencia

 

Volver